Castro
01
Junio

Ataque contra mujeres policías en Bélgica

El atacante, de nombre Benjamin Herman, de 36 años, había salido con un permiso de la cárcel. Mató a dos mujeres policías y se atrincheró en una escuela. “Quería herir a los agentes, herir al Estado”, dijo el jefe policial. Un presunto terrorista mató ayer en Bélgica a tres personas –dos mujeres policía y un civil–, en una acción con la que quería atacar al Estado belga, según dijo el jefe de la Policía local Christian Beaupere.

El agresor tomó posteriormente a dos mujeres como rehenes antes de ser abatido por las fuerzas de seguridad.

Los investigadores consideran que existe un trasfondo terrorista tras el ataque, según señaló la Fiscalía. A pesar de que se atrincheró en una escuela secundaria, el objetivo del atacante no era abrir fuego contra los estudiantes, agregó el agente. Quería herir “a agentes de la policía, es decir, dañar la institución, al Estado de Bélgica”.

Según informaciones de la televisión RTBF, se trata de un hombre de Rochefort, en el sur del país, que cumplía pena de prisión por robo y tráfico de drogas. El lunes salió con un permiso, para pasar tiempo con familiares como parte de su proceso de rehabilitación. Pero unas horas más tarde tendría que haber regresado al centro penitenciario y no apareció. Se trata de una persona violenta, pero se desconocía que fuese radical. Algunos medios señalaron que gritó “Allahu Akbar” (Dios es grande) cuando se produjo el ataque, algo que las autoridades no confirmaron.

Los hechos ocurrieron sobre las 10:30 horas , indicaron la policía y la Fiscalía en una rueda de prensa conjunta. Según relataron, el agresor acuchilló por la espalda a las dos policías en el centro de la ciudad y les quitó el arma reglamentaria. Y con ellas remató a ambas. Tenían 45 y 53 años, respectivamente.

El atacante huyó a pie y se hizo con un vehículo que estaba estacionado tras matar a un hombre de 22 años que estaba sentado en el coche, en el asiento de copiloto, señaló el fiscal. Todo ello ocurrió antes de entrar en una escuela secundaria cerca, donde tomó a dos mujeres como rehenes. El agresor disparó contra varios uniformados con las dos armas reglamentarias de las policías. Cada una de esas armas estaba cargada con 17 balas. 

El agresor, llamado Benjamin Herman, de 36 años, fue abatido una operación de rescate montada por las fuerzas especiales locales. Otros dos oficiales de policía resultaron heridos en el ataque.

Los disparos tuvieron lugar en el Boulevard d’Avroy, una importante arteria comercial en el lado oeste del río. Lieja es la tercera área urbana más grande de Bélgica y la más grande de la región de Valonia de habla francesa. Un perímetro de la policía armada permaneció en el centro de la ciudad.

Cuatro polícías resultaron heridos y tres de ellos fueron hospitalizados, según señaló el jefe de la policía de Lieja, quien dijo asimismo que el atacante quería herir “a agentes de la policía, es decir, dañar la institución, al Estado de Bélgica”.

Los alumnos del centro Léonie de Waha fueron evacuados y trasladados a otras escuelas, señaló el alcalde de Lieja, Willy Demeyer. El centro permanecerá también cerrado hoy. Se ha procurado tanto a los alumnos como al personal de ayuda psicológica, se indicó.

Bélgica ha sido en los últimos años objetivo de varios atentados terroristas. El más grave fue perpetrado por extremistas islámicos el 22 de marzo de 2016, cuando 32 personas murieron en sendos ataques en el aeropuerto y el subte. La alerta terrorista, que consta de cuatro niveles, se bajó recientemente a la segunda más baja. Según el centro de crisis, eso no va a cambiar por ahora.