Castro
29
Diciembre

Vecinos denuncian supuesta apropiación del agua de un río de la zona de El Barreal

Vecinos de la localidad de El Barreal, ubicada a 12 kilómetros de la ciudad de Chepes, denunciaron a un señor, identificado como Aldo Alberto Miranda, hermano del diputado provincial Daniel Miranda, quien realizó una conexión de un caño de 2 pulgadas en un acueducto y dejó sin agua a 28 familias.

Los damnificados, explicaron al diario digital El Cronista que el señor Aldo “Negro” Miranda trasporta la totalidad de agua para un campo de su propiedad, por medio de un caño de 2 pulgadas, ubicado a varios metros más adelante de la toma de agua del acueducto vecinal, denominado “Quebrada de los Ríos”, dejando de esta manera sin el abastecimiento del vital elemento a 28 familias.

 

Explicaron que el agua proviene de una vertiente de las sierras de la localidad de La Laguna y llega hasta el paraje el Rio Hondo y desde ahí la trasportan a través de un acueducto de 7 kilómetros hasta El Barreal.

 

Los indignados vecinos, indicaron al Cronista que ese recurso natural es de dominio público y de competencia del estado provincial y ningún particular puede apropiarse del agua, como pretende hacerlo el señor Miranda.

 

Las aguas, sin excepción alguna, son de propiedad del Estado, y su dominio es inalienable e imprescriptible. No hay propiedad privada de las aguas ni derechos adquiridos sobre ellas. El uso justificado y racional del agua, sólo puede ser otorgado en armonía con el interés social y el desarrollo de la comunidad.

 

“Esta situación lleva varias semanas y ya no tenemos agua para beber, ni para cocinar, lavar o higienizarnos”, expresaron.

 

Comentaron que por “este motivo realizamos varias reuniones de vecinos, inclusive hicimos una exposición policial, dimos aviso a las autoridades del gobierno municipal y no hemos obtenido ninguna repuesta”.

 

“Queremos que retire esa caño lo más pronto posible, así deja llegar agua a la pileta de almacenamiento que tenemos, de donde la distribuimos para todos los vecinos, con conexiones de mangueras de media pulgada”, indicaron.

 

Los pobladores se mostraron indignados por lo que consideran como una apropiación de un recurso de todos los vecinos y reiteraron que “se trata de  un cauce que surge de vertientes y es de dominio público”.

 

Finalmente advirtieron que “si la jueza de Instrucción o la Administración Provincial del Agua (IPALaR) no toman medidas, vamos a realizar un corte de ruta, porque ya nos estamos muriendo de sed y no podemos seguir soportando esta situación”.