15
Agosto

Aurora Romero Torres contó la otra historia sobre Apolinario Tello

Aurora Romero Torres, prima del protagonista de la leyenda de la “casa maldita”, ocurrida en la vivienda lindante con la iglesia, que fue refaccionada recientemente, contó la otra historia sobre Apolinario Tello.

A partir de la “restauración histórica” de la capilla de Villa Chepes, trascendió la leyenda popular de la “casa maldita”, la cual se encuentra al lado de la iglesia, y habla de la maldición que sufrió un hombre, Apolinario Tello, tras una pelea con el cura de la iglesia.

 

La leyenda cuenta que Apolinario Tello azotó al sacerdote y que a consecuencia de ello, recibió un castigo, tras lo cual lo excomulgaron y terminó muriendo en soledad.

 

Sobre el hecho en sí, Aurora contó una versión distinta de los hechos, ocurridos a mediados del siglo XIX. En ese sentido, reconoció la pelea, pero advirtió que no fue porque el cura permitiera el casamiento de su hija, sino que ocurrió porque el cura permitió que las autoridades de la iglesia de Buenos Aires se llevaran las joyas que él había donado a la capilla.

 

Ante ello, Apolinario lo castigó con un látigo y desde allí fue excomulgado de la iglesia, por lo que la sociedad lo aisló y lo dejaron morir, relató la mujer. “Tuvo una muerte terrible”, agregó y reconoció que su familiar no tuvo el accionar correcto en relación al castigo que le propinó al cura, pero consideró que fue peor el castigo que recibió a cambio. “La crueldad de ambos estuvo mal”, indicó y remarcó que “cada vez que escucho la historia, me duele, porque no se escuchan las dos partes”.

 

Aurora destacó que Apolinario era muy creyente y aseguró que “siempre voy a la casa para pedir por él y por su alma”, al mismo tiempo que se mostró incrédula con las versiones sobre hechos sobrenaturales en la casa, denominada como “maldita”. “Se habla de que pasan cosas, pero yo voy nunca vi nada raro”, sentenció.

 

Fuente: Multiplataforma Fenix

premiun
agro
Castro