07
Mayo

Abuela de 90 años varada en Mendoza esta angustiada y pide que la dejen regresar a Chepes

La abuela Cándida Tomasa Herrera esta varada en la provincia de Mendoza desde hace 40 días. Los familiares aseguran que la anciana está angustiada y con depresión, porque quiere regresar a su hogar en la ciudad de Chepes.

Debido a esta situación de tristeza y desesperación de la abuela, y al verla como su salud se deteriora día a día, los hijos y nietos piden al intendente Cristian Pérez de la municipalidad del dpto. Rosario Vera Peñaloza que autorice el regreso a su domicilio en Chepes, evitando el traslado a un hotel de La Rioja capital para cumplir con la cuarentena.

 

“Como familia entendemos la gravedad de la situación en la que estamos viviendo y los protocolos que se han implementado para el retorno de las personas al departamento, pero creemos que no es posible aplicar ese protocolo con mi madre, por su avanzada edad (90 años) y que necesita de un adulto para su atención”.

 

La abuela ahora está en un estado depresivo y de angustia, por no poder regresar a su hogar y se encuentra en casa de su hija en la provincia de Mendoza.

 

A este problema se suma que en la provincia mendocina no le reciben su obra social y necesita hacer chequeos médicos de manera urgente. Así también le está faltando ropa de abrigo y medicamentos.

 

“Necesitamos que la dejen ingresar al departamento para que ella haga la cuarentena en el domicilio: B° Sector 4, Calle 9 de Julio 22, el mismo cuenta con amplias habitaciones y una persona a su cuidado, quien realizará la cuarentena de manera estricta como lo indican los protocolos”, explican los familiares, remarcando que “necesitamos buscarla, porque no se puede movilizar por sí sola. La persona encargada de buscarla, también cumplirá la cuarentena”, se comprometieron.

 

Otra persona amiga de las familias de la abuela, en diálogo con el diario El Cronista, expresó: “Que vuelva esta abuela a su hogar. A muchísimos les permitieron volver y hacer cuarentena en su casa. Deben analizar y considerar el caso, a su edad lejos de su lugar se puede deprimir y el remedio termina siendo la enfermedad”.

 

“Dentro de contexto de cuarentena la ansiedad y angustia nos vulnera, se imaginan lo que esto puede causar en la mente de una anciana de 90 años. Las autoridades deben escuchar al viejo en estos reclamos, donde el estado de ánimo en esta edad es lo que los levanta y sostiene cada día, por ende es un aspecto a considerar y no minimizar”, añadió.

premiun
agro
Castro