Castro
08
Noviembre

Pablo Moyano le prometió al Papa que "luchará" contra la reforma laboral

Durante la tradicional audiencia de los miércoles, el Sumo Pontífice se acercó a una comitiva del Sindicato de Camioneros que además del dirigente sindical contó con la presencia de Maximiliano Acuña, un recolector de residuos que perdió las piernas en un accidente mientras realizaba su trabajo y que había recibido el llamado del Santo Padre en julio pasado. 
 
En el breve diálogo que mantuvieron, según trascendió, Francisco le preguntó al secretario adjunto del Sindicato de Camioneros por su padre, Hugo Moyano, y por la actualidad del gremio. Allí, el dirigente sindical, que es uno de los más críticos del Gobierno, le manifestó al Papa: "Vamos a luchar contra la reforma laboral".
 
 
Para finalizar el contacto que se dio en la Plaza de San Pedro, Pablo Moyano le regaló un pequeño camión de juguete en nombre de la entidad sindical y el Sumo Pontífice bendijo a la comitiva que viajó al Vaticano.
 
 
El sector de la CGT que responde a los Moyano amenaza con abandonar la negociación con el Gobierno por la reforma laboral.
 
 
El puntapié inicial a la feroz resistencia que se avecina contra esa iniciativa lo dio el propio Pablo Moyano el viernes pasado, durante un homenaje a José Ignacio Rucci en Azopardo 802. "Con la excusa de encarcelar dirigentes gremiales, o todos los días atacarnos desde los medios de comunicación, quieren allanar el camino de la reforma laboral, y debilitan a los gremios para atacar a los trabajadores con el verso del costo laboral", dijo.
 
 
"Por parte de esta conducción gremial, de esta Confederación, los compañeros trabajadores quédense tranquilos que nos van a tener que cortar la mano para firmar esta ley de reforma para cagar a los trabajadores", arremetió.