Castro
23
Enero

Tragedia ecológica: hallaron 34 cóndores muertos en Mendoza

Una tragedia ecológica ocurrió en el Sur de Mendoza. En Los Molles fueron hallados 34 cóndores muertos, aparentemente por envenenamiento. Se trata de un hecho sin precedentes por el impacto que tiene para esa especie protegida de la región. De hecho, es el caso de mayor mortandad de cóndores registrado y, explicaron los especialistas, implica un impacto ecológico importante.
 
El descubrimiento lo hizo un poblador de la zona, quien alertó de la situación a las autoridades de la Secretaría de Ambiente y a la fundación BioAndina, que se especializa en la protección del cóndor. 
 
 
Con el alerta, se inició un relevamiento con especialistas de Fauna de la provincia, Policía Rural, Fundación Cullunche, Ecoparque Mendoza, Fundación Bioandina Argentina, Ecoparque Bs As e investigadores del Conicet para investigar lo sucedido. Autoridades de Fauna Nación fueron convocadas para sumarse a trabajar en este caso.
 
 
El lugar donde fueron hallados está a casi 3.000 metros de altitud. Se comprobó que los ejemplares estaban amontonados y parcialmente quemados. Se encontraron en total 34 cóndores muertos, distribuidos en una área pequeña. A pesar del deterioro de los cadáveres, se identificaron 20 machos y 14 hembras. En base a la coloración del plumaje, se determinaron 30 adultos, 1 sub adulto, 2 juveniles y 1 sin definir.
 
Además de las aves, también se hallaron un puma muerto y varios animales de corral (cabras y ovejas). Con esos datos, los especialistas presumen que se trata de un caso de envenenamiento. Para seguir la investigación se realizaron las necropsias en el Ecoparque Mendoza, rayos X en la Fundación Cullunche y se derivaron muestras para estudios toxicológicos a Buenos Aires.
 
Las autoridades están investigando quién podría haber cometido el hecho y destacan la necesidad de generar leyes que garanticen la trazabilidad de los agrotóxicos. Hoy no existen en el país normas legales que permitan seguir la venta de estos productos hasta los usuarios. Su uso pone en peligro todas las formas de vida incluso la humana. Por eso cabe destacar que ante la presencia de animales muertos, las personas que los encuentren no toquen nada, se alejen del lugar de inmediato y den aviso urgente a las autoridades de fauna local. Fuente. MDZ