Castro
23
Enero

El Museo de la Casa Rosada, "homenajea" al dictador Aramburu

"Acá verán recuerdos de todos los presidentes… respetando la diversidad", dijo pomposamente Mauricio Macri cuando en 2016 reinauguraba las instalaciones del Museo de la Casa Rosada, ubicado al lado de la casa de Gobierno.
 
A la vista de las nuevas incorporaciones al Museo, por “diversidad” el macrismo parece entender que protagonistas de golpes de Estado y de dictaduras no merecen mayor aclaración: solo fueron “presidentes”, sin ningún tipo de aclaración al respecto.
 
 
Es que hay instalada una vitrina con objetos del "Presidente" Pedro Eugenio Aramburu, sin que se aclaran cómo llegó a la Presidencia ni cuáles fueron las características de la dictadura que encarnó. Básicamente, como si se tratara de Yrigoyen, Perón o Alfonsín.
 
 
Entre los recuerdos de Aramburu recuperados por el macrismo, aparecen una boina, un llavero, un reloj y la foto en la que se realiza el traspaso de mando con Arturo Frondizi, según revela Tiempo Argentino.
 
 
Ante la desmemoria oficial, vale recordar que Aramburu fue presidente de facto entre 1955 y 1958, durante la autodenominada Revolución Libertadora que pasara la historia como “Fusiladora”.
 
 
Fue protagonista excluyente –junto al almirante Rojas– del sangriento golpe del 16 de septiembre de 1955, que derrocó al entonces presidente democrático Juan Domingo Perón y que incluyera bombardeos sobre Plaza de Mayo y centenares de asesinados, dando lugar a una dictadura militar caracterizada por la represión y la tortura.
 
Como ejemplo valga la insurrección cívico-militar comandada por el general Juan José Valle, de junio del 56, que fue rápidamente aplastada con fusilamientos sumarios: Valle, otros 17 militares y 15 civiles fueron sus víctimas, tal como Rodolfo Walsh relata y denuncia en "Operación Masacre". Fuentes: Diario Registrado y Tiempo Ar