Castro
03
Mayo

No pudieron remover a la fiscal que investiga la estafa del Correo

Hoy los Macri sufrieron un traspié en la Justicia. La familia presidencial, con la activa intervención del propio mandatario, venía superando todos los escollos para consagrar la impunidad en el escándalo del Correo, donde el gobierno intenta condonarle a SOCMA una deuda equivalente a $70.000 millones.
 
Sin embargo, en una decisión que sorprendió en parte, la sala B de la Cámara Comercial rechazó el pedido de los Macri de desplazar a la fiscal Gabriela Boquin, quien en su momento logró frenar el acuerdo para perdonar la deuda y luego siguió adelante con las investigaciones sobre el vaciamiento de la empresa en favor de otras firmas del Grupo Macri. 
 
 
La sorpresa se genera porque, tal como advierte el periodista Ari Lijalad en una nota publicada en El Destape, las camaristas que firmaron la resolución (Maria Lilia Gomez Alonso de Díaz Cordero y Matilde Ballerini) vienen obstruyendo sistemáticamente desde hace años, incluso desde antes de que Macri fuera presidente, los intentos del Estado de cobrar la deuda en cuestión.
 
 
Hace pocos días, en un guiño hacia Alonso de Díaz Cordero, el presidente nombró a su hija como jueza civil, cayendo incluso en varias irregularidades con tal de concretar esa designación. 
 
 
Pero no hubo caso: en el tema del desplazamiento de la fiscal, las camaristas siempre mantuvieron la postura de que su rol es investigar. El clan Macri ya había intentado dos veces quitarla del medio, obteniendo siempre la misma respuesta. Pero en diciembre la famiia volvió a la carga pidiendo que el tema llegara a la Corte Suprema, lo cual volvío a ser desestimado. Fuente: Infonews