Castro
29
Octubre

Después de los cuadernos, las campañas del kirchnerismo de 2011, 2013 y 2015 bajo la lupa de la Justicia

De los cuadernos a los fondos de campaña de La Cámpora. Mañana, la Cámara Federal sorteará quién será el juez que analizará las campañas del Frente para la Victoria de 2011, 2013 y 2015, según lo resolvió el juez Bonadio.

La causa de los cuadernos de la corrupción dejó a la luz un secreto a voces: el oscuro financiamiento que se mueve detrás de las campañas políticas. Pero ahora, en vísperas de un año electoral, la Justicia decidirá si investiga el dinero que manejaron el Frente para la Victoria y La Cámpora para las elecciones de 2011, cuando Cristina Fernández fue reelecta presidenta con más del 50 por ciento de los votos, tras la muerte de Néstor Kirchner; para las elecciones de 2013, oportunidad en que Sergio Massa se apartó del oficialismo; y para las elecciones de 2015, en las que Mauricio Macri se convirtió en presidente.

 

Así lo resolvió el viernes el juez Claudio Bonadio, al separar de la causa de los cuadernos la investigación sobre el dinero que se habría entregado a dirigentes de La Cámpora, según las declaraciones que brindó como "arrepentido" el ex secretario de Obras Públicas José López y los pendrives encontrados en la casa del secretario del ex jefe de Gabinete, Juan Abal Medina.

 

La decisión de desprenderse de ese expediente, después de haber hecho desfilar por los tribunales de Retiro a las principales figuras de esa fuerza, encabezadas por el diputado Máximo Kirchner, llegó en momentos en que la continuidad del juez en la 'causa cuadernos' podía estar en jaque. Julián Álvarez, el ex viceministro de Justicia, había recusado días antes a Bonadio por presunta parcialidad, porque el magistrado era querellante en su contra en otra investigación. Si Álvarez hubiera tenido suerte en su embate, Bonadio habría quedado afuera del caso.

 

Pero Bonadio usó las palabras de Máximo Kirchner, en su indagatoria, para interpretar que el caso del financiamiento no formaba parte de la asociación ilícita de los cuadernos. Dijo que los imputados recibieron "dinero para destinarlo a actividades de naturaleza política y electoral, de modo irregular y fuera de la normativa vigente".

 

En su resolución  Bonadio señaló que "parte del dinero ilegal de la asociación ilícita investigada también se destinó para solventar actividades de naturaleza electoral" y por eso había que abrir una investigación aparte para analizar si se violó la ley de partidos políticos (ley 26571) y  la de financiamiento de partidos políticos (ley 26215). Esa ley prevé sanciones como "la pérdida del derecho a recibir contribuciones, subsidios y financiamiento público" si se detecta que una fuerza política recibió fondos diferentes a los autorizados.

 

Bonadio habló de las campañas del Frente para la Victoria del 2011, 2013 (vía los pendrives) y de 2015 (vía el arrepentido José López) . En los pasillos de Comodoro Py 2002 se prendieron las alertas con este movimiento. Es que esta causa puede impulsarse en medio de un clima electoral para el 2019, en donde se debate si Cristina Kirchner será o no candidata y el oficialismo se juega su reelección. Por ahora todo está en el terreno de las especulaciones.

Recién mañana, lunes, la Cámara Federal sorteará a un juez que se haga cargo de esta nueva investigación. Pero no se descarta que el tema termine aterrizando en manos de la jueza electoral María Servini -quien en abril último ordenó la intervención del Partido Justicialista, más tarde revocada por la Cámara Electoral-.