22
Agosto

Las provincias le piden a la Nación una compensación de $30.000 millones

Cada vez que hubo crisis, la Nación salió al rescate de las provincias. Ahora parece que los roles naturales están invertidos, y son las provincias las que tienen que ayudar a la Nación", reflexionaba el ministro de Hacienda y Finanzas de San Juan, Roberto Gattoni, tras la reunión que tuvo con todos sus pares y un representante del Ministerio del Interior, en la Comisión Federal de Impuestos (CFI).

Luego del encuentro que tuvieron hoy a la mañana los gobernadores de 19 provincias, en la cual endurecieron su postura contra el Gobierno por las medidas que reducen los ingresos por coparticipación, representantes económicos de las 24 jurisdicciones se reunieron y pidieron que se los compense con ingresos extras de al menos $30.000 millones, que sería el costo fiscal que tiene la suba del 20% en el mínimo no imponible de Ganancias. A esto habría que sumarle el impacto en los fondos coparticipables de la decisión de eliminar el IVA en 14 productos de la canasta básica.

El representante del Gobierno en la reunión era Alejandro Caldarelli, secretario de Provincias del Ministerio del Interior. Al él le pidieron una propuesta lo antes posible. En principio, los ministros provinciales esperan que en un plazo de 48 horas se pueda generar una convocatoria de parte de la Nación para ver cómo pueden cumplir con el pedido que realizaron los gobernadores.

En caso de no encontrar una compensación a la "decisión unilateral del Gobierno que pone en riesgo las finanzas provinciales", los Gobernadores amenazaron con judicializar la medida. "Además, las medidas tienen una inconsistencia respecto a su jerarquía, porque hay un decreto que toca leyes que afectan la coparticipación", dijo Gattoni.

 
 

"Llevar el caso a la Justicia generaría un enorme ruido en el concierto nacional e internacional, sobre todo en este momento de mucha fragilidad, con la volatilidad cambiaria. Iniciar un conflicto judicial entre las provincias y la Nación podría erosionar la institucionalidad y generaría un mayor aumento del riesgo país", agregó el también vicegobernador electo de San Juan.

Los ministros provinciales no quisieron difundir las propuestas que le plantearon al Gobierno, ya que es la Nación quién "conoce cuál es el costo fiscal de la baja de retenciones en Ganancias y la eliminación de IVA en productos básicos". Sin embargo, hay algunas alternativas que se comentaron, como que haya una asistencia del Tesoro, que se reprogramen vencimientos de deuda o que se pueda habilitar el fondo de Aportes del Tesoro Nacional (ATN), que tiene un saldo de liquidez disponible muy alto, según los ministros, y que fue creado para atender desequilibrios fiscales de las provincias.

"Veníamos con un programa financiero muy justo. Hicimos un gran esfuerzo para cumplir con el presupuesto de este año. Habíamos firmado un pacto fiscal con el Gobierno, en el cual nos comprometimos a hacernos cargo de la tarifa social con subsidios a la energía y al transporte, y la mayoría de las provincias renunciamos al fondo de la soja. Teníamos estimado que la inflación sería del 23% y que los recursos coparticipables iban a crecer 30%. Teníamos siete puntos de crecimiento real. Pero ahora, con una inflación proyectada del 50%, se invirtió la situación", detalló Cristian Ocampo, ministro de Hacienda y Finanzas del Chaco, y presidente del CFI.

En este contexto, los ministros señalaron que tomaron decisiones salariales y de inversión en base a los ingresos que habían proyectado, y que ahora hay muchas provincias que están en dificultad de pagar los sueldos, como es el caso de Chubut y Santa Cruz, por ejemplo.

 

En el Gobierno, por su parte, habían estimado que el costo fiscal de las medidas sería solo de $3228 millones, ya que dicen que habrá un recupero indirecto en la recaudación por el impacto que implicarán las medidas en el consumo. Los ministros dijeron que son bastantes escépticos con ese cálculo, ya que creen que la menor actividad y su impacto en el empleo hace poco probable que haya un rebote en el consumo.

 

Los funcionarios provinciales confían igualmente que el conflicto se pueda resolver con diálogo, al "igual que se hizo en los últimos 4 años", y valoraron la buena predisposición del Ministerio del Interior, que conduce Rogelio Frigerio. Quien podría también recibir a los ministros es Hernán Lacunza, nuevo ministro de Hacienda y Energía, y quién hace menos de una semana, participaba de las reuniones mensuales en el CFI con el resto de los funcionarios provinciales.

premiun
agro
Castro