Castro
23
Noviembre

El Club San Martin de Ulapes emitió un duro comunicado, repudiando al árbitro Marcos “Pirincho” Flores

Como hinchas y fans de nuestra querida institución queremos manifestar nuestro repudio y total desacuerdo con lo informado por el árbitro Marcos Flores (Alias Pirincho) en ocasión del partido por semifinales entre San Martín - Rieles Argentinos. Los detalles.

Dicho informe emitido por el árbitro motivó una serie de sanciones hacia jugadores e integrantes del Cuerpo Técnico de San Martín. Las sanciones recayeron sobre los jugadores: Agustín Moreyra (6 Fechas) - Pollito Franco Castro (6 Fechas) - Franquito Edgar Ávila (9 Fechas) - Chupa y sobre los integrantes del Cuerpo Técnico: Fabricio Ozan (1 año) Nicolás Vargas (1 año) Todos ellos informados por el árbitro en razón de los "reclamos" verbales que se le expresaron al árbitro. No mediando agresiones físicas de ninguna naturaleza Creemos fervientemente que todo esto constituye una acción en perjuicio de los intereses de nuestra institución, dado que pareciera que el daño deportivo ocasionado por el mal arbitraje no fue suficiente castigo acaso para estos jugadores e integrantes del cuerpo técnico.

 

 

Cualquier terna arbitral que se precie de haber impartido justicia correctamente no se va de una cancha custodiada por la policía y luego de haber desalojado a las hinchadas. Un árbitro se merece todo el respeto, pero también entendemos que los jugadores, los cuerpos técnicos, la gente, las instituciones y el deporte en sí, se merecen actitudes respetuosas por parte de quien puesto en la función de conducir un partido por los carriles normales, se transforma en protagonista de hechos que desvirtuaron la naturaleza misma de esta competencia, en instancias decisivas. Lo de la terna arbitral sanjuanina en cancha de Rieles ya había despertado sospechas.

 

 

El arbitraje del Sr. Marcos Flores (“Piricho”) lo terminó de confirmar. San Martín ha sido notoriamente y públicamente robado en sus pretensiones deportivas, no obstante parece que esto no alcanza. También en los escritorios nos quieren seguir perjudicando. No entender el contexto de este partido (una semifinal) ni comprender que se trata de jóvenes en formación, supone un desconocimiento manifiesto del propósito que persigue esta competencia, ya que más allá de la sanción deportiva hay un trasfondo social que no es considerado. Alejar a un joven de su club, de la competencia misma y del deporte en sí, es acercarlo a escenarios poco deseados donde predominan tentaciones que funcionan como paliativos de una frustración deportiva y social. Señores dirigentes, qué estamos haciendo con nuestro futbol? A nuestros chicos no les enseñan a pegar, a chupar, a drogarse, a pelearse con el adversario ni con el árbitro.

 

 Les enseñan cómo jugar según las aptitudes y condiciones que cada uno tiene, y que cada grupo va construyendo en su creación de espacios comunes de convivencia. Ustedes, los que imparten justicia, los que sancionan ¿Saben algo de esos valores, de esas realidades con las que conviven a diario nuestros chicos? Todo lo dicho, no desmerece el logro de nuestros pares de Rieles Argentinos, que siendo tan jóvenes como los nuestros van a jugar una final bien merecida. Ojalá no pasen por los mismos acontecimientos que hoy a nuestra institución y jugadores tanto daño nos ha causado.

 

 

Solicitaremos a nuestras autoridades del Club, accionen urgentemente los mecanismos legales a su alcance para una pronta revisión de los hechos y re-consideración de las sanciones impuestas, ya que recientemente ese mismo tribunal otorgó mermas a sanciones impuestas a los protagonistas de hechos violentos que tuvieron como actores partícipes a jugadores de la 1ra División del Club River Plate de Chepes, donde incluso la violencia física estuvo presente.

 

 

Estaremos alertas a todo el desarrollo de esta cuestión, y denunciaremos desde aquí los hechos que a nuestro entender requieran de un manifiesto similar al presente. "CUANDO LA INJUSTICIA SE CONVIERTE EN LEY, LA REBELIÓN SE CONVIERTE EN DEBER"