Castro
05
Julio

Echenique convocó a funcionarios nacionales para hablar sobre rabia paresiana bovina

El secretario de Ganadería de la provincia, Rubén Echenique, organizó una capacitación sobre rabia paresiana bovina, destinada a técnicos y productores del Dpto. Rosario Vera Peñaloza, donde se contó con la presencia de autoridades Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA y del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI).

En el marco del plan de prevención y vigilancia, tras los casos de rabia detectados en la zona sur de la provincia de La Rioja, desde la Secretaria de Ganadería de la provincia, se continúa con las capacitaciones a productores ganaderos de los distintos departamentos de la región Llanos Sur.

 

 

Este miércoles 4 de julio, el turno fue para los productores del Dpto. Rosario Vera Peñaloza, quienes se dieron cita en el edificio de la Sociedad Rural del Sur Riojano. En ese lugar se contó con la presencia del médico veterinario y responsable del Programa de Rabia del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria, Dr. Gabriel Russo; el titular de la delegación del SENASA La Rioja, Luis Ferrario; Claudio Robledo, director de Sanidad de la provincia; el secretario de Ganadería Rubén Echenique, entre otras autoridades nacionales y provinciales.

 

Al respecto, el secretario de Ganadería, Rubén Echenique, en diálogo con el diario digital El Cronista, recordó que “desde el año `pasado venimos trabajando con jornadas de trabajo en Chamical, organizando y planificando acciones en virtud de estos casos que se habían registrado en zonas de la provincia de Córdoba y Milagro. Es decir estábamos prevenidos para actuar ante cualquier eventualidad y cuando se detectó el primer caso, inmediatamente se puso en contacto al INTA y SENASA y nos pusimos a trabajar de manera conjunta, sumando inclusive a las secretarias de Producción de los municipios”.

 

Por su parte, el funcionario nacional Gabriel Russo, en coincidencia con Echenique, expresó al Cronista que “estamos trabajando desde hace tiempo y pensamos seguir trabajando en esta línea, no solo en la atención de la sospecha de rabia, sino también en tratar de bajar la población de vampiros por debajo de limites no peligrosos y `por debajo del umbral de contagio para evitar el daño a la ganadería”.

 

En ese sentido aclaró que “el único murciélago considerado una plaga es el denominado Desmodus rotundus, el resto de los murciélagos que los tenemos en las casas, en las palmeras o en distintos lugares del ecosistema son realmente útiles y nos ayudan a vivir, a los cuales los debemos proteger permanentemente. En cambio el anteriormente mencionado se alimenta de sangre y si está infectado contagia la enfermedad a su fuente de alimentación, que son los herbívoros, animales silvestres y eventualmente el hombre”.

 

 

“El vampiro, hace una mordedura y luego lame la sangre del animal, de la misma manera que lame la leche un gato”, explicó y agregó que extrae entre 25 a 50 centímetros cúbico de sangre todas las noches y de un mismo animal vacuno pueden alimentarse varios vampiros”, explicó.

  

Consultado sobre qué tipo de reacción defensiva tiene el vacuno, frente al ataque del murciélago, respondió: “El animal se defiende con coletazos, lengüetazos o cabezazos, pero el vampiro hace todo un trabajo antes de elegir el lugar y donde va morder y generalmente lo hace en zonas que le queda más cómodo y donde no lo alcance. Recordemos es un animalito que pesa entre 43 y 51 gramos, frente a una presa de más de 300 kilos.

 

Cuando debe informar el productor

 

 

Russo, indicó que “al ver que el animal tiene una sintomatología rara o nerviosa, el productor ganadero, inmediatamente debe informar, a su veterinario local del SENASA y se tomarán muestras de sangre para llevar al laboratorio y luego de eso, si en necesario se coloca la vacuna, de lo contrario sacrificar al animal, incinerarlo y enterrarlo, principalmente la zona de cabeza, que es donde se deposita el virus”.

 

Tratamiento

 

“Con la vacuna buscamos que el animal mejore y genere anticuerpos y luego de un periodo determinado, sugerimos al propietario cuando puede consumir la carne. No obstante se debe continuar con la vigilancia epidemiológica”, acotó.

 

 

Finalmente mencionó que “ la rabia paresiana se manifiesta desde el paralelo 31 aproximadamente hacia el norte, incluidas las provincias de Misiones, Corrientes, Chaco, Formosa, Santiago del estero y parte de las provincias de Santa Fe, Córdoba, La Rioja, Catamarca, Salta, Jujuy y Tucumán”.