Castro
03
Octubre

Pascual, el enfermero más querido y reconocido por la comunidad de Chepes

Pascual Ortiz, durante sus 30 años como enfermero logró su merecido reconocimiento de la comunidad de Chepes por su excelente labor y por el amor que les brinda a los pacientes. A cada persona que visita le ofrece la máxima atención y dedicación, poniendo de manifiesto la pasión y la vocación por esta noble profesión.

Se trata de una persona extraordinaria, quien a lo largo de su carrera, trabajó en el hospital de Niños de Alta Gracia, provincia de Córdoba, en el hospital Rawson de San Juan, en el hospital Italiano de Buenos Aires, hospital Enrique Vera Barros y hospital de la Madre y el Niño de La Rioja, hospital de Portezuelo y hospital Luis Pasteur de la ciudad de Chepes.

 

En dialogo con el diario digital El Cronista, Pascual (59) contó que lleva 10 años trabajando en el hospital de Chepes y agradece el cariño que le brinda la sociedad en general.

 

“Mi vida está abocada cien por ciento al servicio de la gente y lucho todos los días por mis pacientes, porque ellos me eligen a mí y me esperan en sus domicilios para que vaya a colocarles una inyección o realizarles curaciones”, dice orgulloso el enfermero Ortiz, quien realiza su trabajo con auténtica entrega y dedicación.

 

Con palabras sabias, el experimentado enfermero universitario afirmó: “Nunca hay que tomarse el tiempo para otras cosas cuando te llama un paciente, hay que dejar todo y salir a salvar una vida, porque uno nunca sabe en qué estado se encuentra esa persona”.

 

“Estoy siempre dispuesto para atenderlos ya sea en el hospital, durante mi horario de trabajo o en sus domicilios particulares”, asegura el enfermero, quien en una ocasión logró salvar a una mujer que había dado a luz en la localidad de Potrerillo de Los Flores. En aquel entonces y al ver que su vida estaba en riesgo decidió trasladarla a lomo de mula hasta llegar a un pueblo vecino, donde estaba una ambulancia y partió con ella al hospital de la capital de La Rioja.

 

 

A pesar del cariño y el gran reconocimiento de comunidad de Chepes, Pascual, resentido con los funcionarios del departamento Rosario Vera Peñaloza, evalúa la posibilidad de irse a trabajar a la provincia de San Luis o San Juan, debido nunca pudo acceder a una vivienda, más allá de la insistencia de su parte.

 

“Lamento decirlo, pero las autoridades nunca me tuvieron en cuenta a la hora de darme una vivienda, es por eso que estoy pensando en trabajar hasta diciembre en Chepes y luego irme a San Luis. Allá los gobernantes valoran a los profesionales, les dan casa y mejores sueldos”, manifestó al final de la entrevista del Cronista.