Castro
19
Diciembre

Manuel Olivera: “Nuestras vaquitas están en peligro de extinción por culpa de los aviones “rompetormentas”

“Antes estaba en peligro de extinción el zorro, el puma y el cóndor, ahora las que están en peligro de extinción son nuestras vaquitas por culpa de los aviones “rompetormetas” que no dejan llover”, manifestó al diario El Cronista Manuel Olvera, productor ganadero de Quebrada de Vallecito, localidad ubicada al norte de Chepes.

Olivera trazó un duro panorama sobre las consecuencias que provoca la falta de lluvias y la sequia. “Muy pronto vamos a desaparecer todos del campo por falta de agua y pasto para nuestros animales y nos vamos a ir a vivir a la ciudad y no sé cómo nos va tener que bancar el gobierno”, dijo y culpó de este desastre a los aviones “rompetormentas”.

 

“Antes trabajábamos y vivíamos de los animales y hoy vivimos para los animales, porque a los pocos que nos quedan los tenemos que cuidar para que no se mueran de sed o de hambre y muchas veces tenemos que vender uno para salvar otro”, aseguró el productor y agregó: “La gente de la ciudad nos tratan de flojos porque ya no traemos del campo higos, durazno, manzana o verduras, pero esto sucede por culpa de la contaminación que producen los aviones y la falta de agua. Esto hace que ninguna planta crezca y todo se quema. Hoy no se puede cultivar, cosechar ni criar animales”.

 

Tras la difícil situación que atraviesan los productores ganaderos del departamento Rosario Vera Peñaloza, Manuel Olivera bregó por la unión de todos y recomendó organizar una reunión de productores lo más pronto posible con el objetivo de llevar adelante un plan de lucha contra los aviones que alteran las lluvias.

 

“Si no llueve en diciembre y enero no vamos a tener pasto en el campo”, dijo y mencionó que en la localidad de El Portezuelo tienen un dique pero como no llueve, hoy se ha convertido en una represa, lo mismo pasa con el dique del Saladillo en Catuna. Entonces es hora que nos unamos los productores y hacer algo y que los gobernantes no nos traten de ignorantes”.

 

En ese sentido señaló: “Cada vez se hacen más perforaciones, mas acueductos y se acercan más a las fuentes (vertientes) con la captación de agua, porque el recurso se va agotando y el campo se va quedar sin agua. También llegaron con la electrificación rural y construyeron caminos, pero por más que tengamos la luz y los mejores caminos, si no hay agua, el campo se convierte en desierto y lo tenemos que abandonar por culpa del terrorismo de los aviones”.

 

Sobre esta problemática, Olivera señaló: “Antes prohibían la explotación minera a cielo abierto por la contaminación, pero ahora nadie prohíbe los vuelos de estos aviones que lanzan yoduro de plata en las nubes para disiparlas y así impedir que llueva en nuestra zona, además contaminan el agua desde arriba con los químicos que arrojan y así no vamos a tener nada”.

 

El preocupado productor, finalmente manifestó: “Los animales se alimentan del campo y el campo de las lluvias y si no dejan llover todo se va perder y nos vamos quedar con el campo, el corral, la marca, pero sin los animales”.